Una colección nacional

Cultivo

Espacio profesional | Cultivo | El riego | El riego

El riego

El riego

Diferentes técnicas de riego son utilizadas :

  • El riego localizado permite mejores condiciones profilacticas,
  • El riego por aspersión, economico, inadaptado al cultivo de ciclamen,
  • La subirrigación por flujo y reflujo o en canalones, económico en mantenimiento. 

> Introducción

Existen distintas técnicas de riego. Las detallaremos paso a paso, pero antes nos basaremos sobre una documentación de C.N.I.H. para detallar las ventajas y los inconvenientes de cada tipo de técnica de riego.

> Riego localizado

El aporte se hace individualmente para cada una de las macetas, en general por un solo punto de la superficie. El agua circula hacia la base del sustrato. Esta aporte se hace por intermediación de un tubo capilar (gotero con pipeta) o de un gotero insertado en el tubo que lleva el agua (gotero en línea). Este gotero esta colocado a medio camino entre el cuello de la planta y el borde de la maceta para asegurar un buen reparto del agua en el substrato y evitar un exceso de humedad a nivel de cuello.

 

Esta técnica es muy económica y permite evaluar la cantidad de agua aportada al cultivo.

Por el contrario su puesta en cultivo es relativamente larga y costosamente pesada. Durante el cultivo los goteros que tienen tendencia a taponarse deben ser vigilados. Esto se produce cuando se utilizan aguas cargadas de sales minerales.

La utilización de este tipo de riegos pide que los sustratos se rehumecten fácilmente por capilaridad. En caso contrario se crean en el propio sustrato caminos privilegiados de circulación de agua, del gotero a los orificios de drenaje: solo algunas zonas son hidratadas. En conclusión es preferible evitar los sustratos con mala rehumectación.

> Riego por aspersión

Con este sistema el agua es aportada por encima de las hojas de las plantas. Los materiales utilizados son los siguientes:

  • Los micro-aspersores que riegan en superficie circular o formando sectores angulares. Esta técnica es de puesta en marcha simple y rápida. Es de todas maneras la menos aconsejada, pero para que la aspersión sea regular debe haber también un buen reparto de los aspersores.
  • Las rampas oscilantes que riegan una superficie rectangular, con un mejor reparto del agua que los  micro-aspersores.
  • Los carros de riego de avance automático que pueden llevar una o dos rampas de aspersores o de goteros. Este sistema asegura un reparto regular del agua pero pide una inversión importante.

 

Con esta técnica de riego, es relativamente difícil ajustar los aportes de agua con las necesidades reales del cultivo. De la misma manera, en el cuadro de riego y abonado de este tipo de material la perdida de fertilizante es grande. Son evacuados con los drenajes de plataformas de cultivo.

En conclusión, podemos decir que el riego por aspersión no es conveniente para el ciclamen.

> La subirrigación

El principio de este método de riego es aportar al agua o la solución nutritiva a la base de las macetas de cultivo utilizando el principio de capilaridad con soportes de cultivo para la subida de la humedad. El liquido permanece un cierto tiempo en el substrato, después es evacuado por gravedad.

La técnica de subirrigación es muy utilizada en Europa del norte, sobre todo por los mini ciclámenes.

1 > Sistema de mesas en flujo y reflujo

Las macetas son dispuestas en unos recipientes en los cuales el agua o la solución nutritiva pueden estar mantenida para conseguir un tercio o un cuarto de la altura de la maceta. El riego es programado de manera que se suceden cortos periodos de humectación (15 min.) y de periodos de drenaje para vaciar el recipiente. El fondo del recipiente puede ser generalmente de poliestireno. Es preferible que sea canalizado para permitir un buen vaciado del agua. Las mesas deben estar lo más horizontalmente posible para evitar disparidad de riegos entre puntos altos y bajos.

Con este dispositivo, el distanciado es fácil. Por el contrario se crea a nivel de las plantas un clima favorable al estiramiento. El riego es largo (cuestión de llenado y vaciado) e irregular.  

2 > Sistema de canalones (escurrimiento sobre canal)

La base de las macetas descansa sobre una canal en ligera pendiente (5 mm./m.). Una corriente de agua o una solución nutritiva corre con intermitencia por el fondo de la canal y la humectación del sustrato se hace por capilaridad. Las canales suelen ser frecuentemente de aluminio.

La técnica del escurrimiento de agua es menos polivalente, de la fijación de las canales, favorece la aireación entre plantas. Aquí los riegos pueden ser de corta duración.

Un artículo de marzo de 1994, en lengua alemana (E. Grantzau, Beate Ter Hell, para la revista TASPO) daba cuenta del estado de la mejor eficacia de este sistema frente a otras técnicas de subirrigación.

3 > Sistema con el uso de un medio que transfiera el agua

Las macetas son puestas sobre mantas de subirrigación (material poroso tipo tela resistente a la pudrición, arena fina ) que trasfieren el agua que contienen al sustrato por capilaridad.

El mantenimiento de este medio húmedo contribuye a asegurar un ambiente atmosférico húmedo.

 

Otra variante consiste en poner directamente los ciclámenes en una superficie de cemento. El riego se efectúa por inmersión en la misma superficie con algunos centímetros de espesor.

Esta técnica esta bien adaptada al monocultivo en vistas de una  mecanización, la misma robotización. La obra de este sistema de riego es muy delicada y debe ser confiada a especialistas.

 

Para terminar puede decirse que la subirrigación, sea cual sea el procedimiento, presenta numerosas ventajas (ganar tiempo, homogeneidad, automatización, ocupación máxima de las instalaciones,etc). Sin embargo pide una realización muy cuidada y calculada. Esta técnica pasa por un buen conocimiento de la planta, una buena selección del substrato y de la misma maceta.

 

En conclusión podemos decir que la subirrigación, sea cual sea su variante, presenta numerosas ventajas (ganar tiempo, homogeneidad de cultivo, facilidad de mecanización, máximo provecho de las instalaciones , etc). Sin embargo esta técnica pide un material de salida de buena calidad, un buen control de producción en general. También pasa por un conocimiento muy preciso de la planta y al mismo tiempo por una selección de substratos y maceta muy adecuada.

 

El substrato debe ser muy aireado (oxigenación de raíces) y asegurar una buena absorción del agua por capilaridad. La maceta debe permitir un contacto importante con el fondo de la mesa, pero al mismo tiempo asegurar una buena circulación del aire. En conclusión es muy importante aconsejar el mejor sustrato y la mejor maceta.

 

El fenómeno de la subida del agua en el substrato por capilaridad es más delicado a controlar que el vaciado de un riego que baja por gravedad, pues el eje importante es el drenaje.

Si el riego y el abonado son efectuados por abajo es necesario hacer lavados técnicos por arriba cada 15 días controlando la conductividad eléctrica para evitar la acumulación de sales.

 

En definitiva es importante tener en cuenta que ambos sistemas de riego, sea por subirrigación, en canalones o en mantas de riego comportan un alto riesgo de propagación de enfermedades.

> La manta de riego

Este sistema de riego tan extendido presenta numerosas especificaciones.

¿Qué tipo de manta escoger para el cultivo del ciclamen?
¿Cómo regar?
¿Qué substrato es el más adaptado?
¿Qué tipo de maceta?
¿Como la conservar?

Para responder a estas cuestiones y encontrar  astucias practicas, descargue nuestra nueva ficha de cultivo 
«  La manta de riego ».

 
PDF - 1 Mo

 

> Como considerar el buen control de riego

Se puede considerar una media continua de evapotranspiración de un cultivo por medio de una balanza de precisión conectada a un registro de datos para definir una necesidades de agua. Los métodos indirectos de calculo permiten con éxito los valores de las necesidades y en consecuencia poder automatizar y activar el riego. No obstante la puesta en marcha de la obra de esta practica es delicada y costosa.

 

Actualmente podemos considerar dos aproximaciones distintas realmente aplicables en invernaderos para dirigir los riegos en función de las necesidades de la planta.

 

Dos trabajos recientes (Riviere et Al, 1991) y los experimentos de la estación C.N.I.H. de Angers tienen demostrado que se pueden utilizar tensiometros con sensores eléctricos de presión. Estos aparatos son capaces de registrar sensibles variaciones de humedad del substrato.

 

El control de riego es muy importante, así pues el ajuste o control de los factores de crecimiento son a tener en cuenta. En consecuencia existe un crecimiento controlado.

> Bibliografia

RIVIÈRE L.M. et al. - Mesure du potentiel hydrique des substrats de plantes en pot au moyen de tensiomètres. P.H.M. Revue Horticole, n°316, Avril 1991, p. 33-39

 

URBAN L. - Introduction à la production sous serre : l'irrigation fertilisante en culture hors-sol (tome 2). Technique et Documentation, Lavoisier Editeur (France), 1997, 210 pages

Aviso

En este documento encontraran la descripción de métodos de cultivo que han sido probados en la S.C.E.A. de Montourey ( Frejus/ Francia) para el cultivo del ciclamen. Estos métodos se basan sobre su propia experiencia y también en el conocimiento y utilización de experiencias citadas en referencia. Esta experiencia del cultivo de ciclamen en nuestras condiciones climáticas puede requerir alguna adaptación a otras condiciones, las casualidades naturales pueden confundir algunos resultados aunque la metodología haya sido respectada.   Queremos recordar que estos consejos y sugerencias están propuestas a titulo indicativo y no serán en consecuencia una garantía de éxito. Es aconsejable realizar ensayos previos.

 

El riego :

S.A.S Morel Diffusion

2565, rue de Montourey
83600 Fréjus - France

Teléfono internacional : +33 (0)4 94 19 73 04
Estándar : + 33 (0)4 94 19 73 00
Fax : +33 (0)4 94 19 73 19

contact-responsable-technique
contact-responsable-technique
 

Gracias por identificarse para tener acceso a la ficha


Palabra clave perdida
Pedir un login